• todoblogs.com
  • masculino.es
  • manga.es
  • apostantes.com
  • portalvacaciones.com
  • toptrucos.com
  • publi.es
  • guiasibarita.com
  • famosas.net
  • recetasdecocina.info
  • blogdeportivo.es
  • superfamosos.com
  • fistro.com
  • femenina.es
  • canalblog.es
  • donmusica.com
  • blognutricion.com
  • bodaweb.es
  • bebesblog.com
  • canalgame.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More
 

Archivos por etiquetas:pagos’

 

Los cheques: conoce todos los detalles de este medio de pago

Lunes 19 julio, 2010
mundoes__7322

Dentro de los medios de pago, los cheques son una forma que es habitual entre empresas, aunque ha perdido uso dentro de los pagos realizados por consumidores o particulares.
Un cheque es un título valor que contiene una orden de pago dirigida a un banco y a favor de una tercera persona, a su orden o al portador. El cheque es siempre pagadero “a la vista”- en el momento de su presentación- y cualquier fecha con que se le posdate se tendrá por no puesta.
Plazos de pago de los cheques y revocación
El cheque deberá ser presentado al pago en un plazo de 15 días, que serán 20 si el cheque está emitido en algún país de Europa y 60 para el resto de los países. Para realizar el cómputo de este plazo se toma la fecha de emisión y no se excluyen del cómputo los días inhábiles, no obstante si el último día del plazo es inhábil se entenderá que vence el siguiente día hábil.
La revocación del cheque permitirá al librado – entidad encargada del pago – denegar su pago si la presentación se produce transcurrido el plazo de pago, es decir, aunque el cheque sea revocado deberá ser pagado por la entidad si se presenta dentro del plazo de pago de 15 días, pasado este plazo lo pagará solamente si no ha sido revocado.
Pagos parciales de cheques y métodos de abono en cuenta
La entidad librada deberá pagar el cheque aunque sea de manera parcial si no hay suficientes fondos en la cuenta del emisor. Este pago parcial tampoco podrá ser rechazado por el portador del cheque, que deberá aceptar este pago parcial de la cantidad consignada en el título.
Los cheques podrán cruzarse cuando se atraviesan por dos barras paralelas, entre las que podrá incluirse el nombre de una entidad, en el primer caso solo podrá abonarse por el banco en una cuenta, y en el segundo solo podrá abonarlo en una cuenta de una entidad determinada.
El cheque, como titulo valor del tráfico mercantil que es, puede circular como forma de pago antes de su presentación al cobro, es lo que conocemos como endoso, que sirve para transmitir el título. La cláusula “no a la orden” en el cheque impide el endoso del título con las características de la Ley Cambiaria.
Operatoria bancaria con cheques
El pago de los cheques entre entidades se hace por regla general a través de un sistema de compensación en el que no hay entrega física de los mismos, se utiliza la figura del truncamiento, la información que contiene el título se envía en soporte magnético por las entidades que responden de la fidelidad de los datos aportados, igualmente entregan un documento justificante del pago que sustituye a la devolución de documento físico.
Las entidades cobran una comisión por la gestión de cobro del efecto, también puede devengarse otra comisión en caso de impago del cheque, ya que este deberá ser devuelto a su titular.
La entidad de crédito también puede, además de gestionar el cobro del cheque, adelantar en la cuenta del cliente el importe del mismo, esta operación se realiza “salvo buen fin”, por lo que el abono está condicionado al cobro efectivo del cheque.

La expulsión del sistema financiero y tu dinero en efectivo ¿estás fuera de los bancos?

Viernes 18 junio, 2010
mundoes__6983

Dentro de la organización de las finanzas personales, el control sobre el dinero en efectivo y la cantidad de dicho dinero en billetes físicos fuera de los circuitos financieros nos puede dar una imagen muy aproximada del control real que tenemos sobre nuestras propias finanzas o las personas que nos rodean.
El uso de dinero en efectivo es imprescindible, dado que actúa como medio de pago en infinidad de transacciones de pequeña o mediana cuantía. Por ejemplo, tomarnos un café o comprar el pan diariamente obliga a disponer de efectivo dado que es imposible pagar con otros medios como tarjeta al no ser aceptada. Pero la cantidad de dinero en efectivo que solemos manejar nos da una idea de cómo nos organizamos personalmente y cómo funciona nuestra economía doméstica.

Rusbridger en contra de los muros de pago

Jueves 28 enero, 2010
mundoes__5514

Jeff Jarvis rescata los conceptos más importantes de la reciente conferencia de Alan Rusbridger, editor de The Guardian, acerca de los muros de pago en los medios online. La charla de Rusbridger se produce justo cuando el New York Times acaba de anunciar que empezará a cobrar en su edición digital a partir del año próximo. Jarvis rescata la advertencia del editor de que esta iniciativa sólo favorecerá a los medios que sigan ofreciendo buen periodismo sin coste de acceso, y que atenta contra la nueva forma en que los lectores de todo el mundo consumen, se comunican e interactúan.

Justo cuando The New York Times anuncia su muro de pago, el editor de The Guardian, Alan Rusbridger, da una importante conferencia sobre el tema (de hecho, sobre la verdadera naturaleza del periodismo), rebatiendo los muros de pago.

Yendo a la carga, Rusbridger dice “os aparta del modo en que personas de todo el mundo se conectan las unas con las otras. No podéis controlar la distribución o crear escasez sin aislaros de este nuevo mundo interconectado”.

En un sector en el que nos estamos acostumbrando a que cada gráfico de tendencias apunte hacia el suelo, el crecimiento de la audiencia de los diarios digitales debería de ser una señal de esperanza. Durante los últimos tres meses de 2009 The Guardian fue leído por un 40 por ciento más de gente que durante el mismo período en 2008. Efectivamente; una compañía de información general (ya sabéis, esos que tendrían que admitir que el juego se ha terminado porque son irrelevantes y no saben lo que están haciendo en este nuevo panorama de los medios) ha aumentado su audiencia un 40 por ciento en un año. Hay más estadounidenses que leen ahora The Guardian que Los Angeles Times. Los lectores nos han encontrado, y no a la inversa. Nuestro gasto total de marketing en EE UU en los últimos diez años ha sido de 34.000 dólares…

Esto es lo contrario al declive-ismo de los periódicos, la doctrina que nos urge a no dejar de decirle al mundo que la propuesta y tradición editorial que representamos están en grave peligro. Cuando pienso en el viaje de The Guardian y en su trayectoria de crecimiento y alcance e influencia, mi instinto (en esta etapa de la revolución) me dice que celebre esta tendencia y busque modos para acelerarla, en lugar de segarla. Cuanto más podamos difundir The Guardian, incrustarlo en el modo en que se comunica la gente de todo el mundo, mejor.

Rusbridger advierte a The NY Times que si se pliega detrás de su muro, The Guardian podría convertirse en la mayor marca de periódicos online. Se imagina a empresas jóvenes que “comienzan cada día con una sesión de rezo para que todos los periódicos de tirada nacional emulen a Rupert Murdoch y se coloquen detrás de un muro de pago. Ese es su modelo de negocios”. Sus advertencias continúan: “No dejemos el campo para que los desempaquetadores digitales puedan venir, desmantelar y llevarse lo que hemos construido, incluidas nuestras audiencias y lectores”.

Rusbridger plantea, al igual que yo, que esto va más allá de unos apuntes contables:

Hay una corriente irreversible en la sociedad actual que, de una manera ciertamente maravillosa, continúa lo que nosotros como industria pusimos en marcha aquí, en los periódicos, en el Reino Unido. No es una “corriente digital”; eso es solo una fórmula abreviada. Es una corriente relacionada con el modo en que la gente se está expresando; sobre la forma en que elegirán las sociedades para organizarse; sobre una nueva democracia de ideas y de información; sobre cambiar las nociones de autoridad; sobre liberar la creatividad individual; sobre la capacidad para escuchar voces que antes no se oían; sobre respetar, incluir y utilizar los puntos de vista de los demás. Sobre resistir frente a las personas que quieren acabar con la libertad de expresión.

Tal y como [el legendario editor C.P.] Scott dijo hace 90 años: “¡Qué oportunidad para el periódico!”. Si le damos la espalda a todo esto y al mismo tiempo sacamos la conclusión de que no hay nada que aprender de ello porque lo que “ellos” hacen es diferente (“nosotros somos periodistas, ellos no: nosotros hacemos periodismo, ellos no”), entonces olvidaos de los modelos de negocios, porque seremos sonámbulos camino del olvido.

Modificación en el modelo 347 para 2010

Viernes 22 enero, 2010
mundoes__5456

El año pasado, ya se incluyó la obligación de incluir en la declaración de operaciones con terceras personas, modelo 347, los pagos en metálico recibidos por cuantía igual o superior a 6.000 euros.

Hecha la ley, hecha la trampa, y evitar esta comunicación, era tan simple como pagar menos de 6.000 euros en efectivo y diferir el resto de pagos a siguientes ejercicios. Dado que se han detectado ocultaciones en este sentido, la Agencia Tributaria ha modificado la obligación de declarar los pagos recibidos en metálico superiores a 6.000 euros en los siguientes términos:

Cuando las cantidades percibidas en metálico previstas en el artículo 34.1.h) no puedan incluirse en la declaración del año natural en el que se realizan las operaciones por percibirse con posterioridad a su presentación o por no haber alcanzado en ese momento un importe superior a 6.000 euros, los obligados tributarios deberán incluirlas separadamente en la declaración correspondiente al año natural posterior en el que se hubiese efectuado el cobro o se hubiese alcanzado el importe señalado anteriormente.

Como vemos, se eliminan los desfases temporales que evitaban tener que realizar comunicaciones de pagos recibidos con difícil justificación o que correspondieran con dinero negro.

La legislación se está enfocando a controlar cada día más los movimientos de flujo de efectivo como mecanismo de evasión de impuestos y de ahí que se refuercen todas las medidas de control de pagos.